Hoy vuelvo a tratar el tema de la violencia en las relaciones pasionales, las cuales erróneamente llamamos relaciones amorosas porque lo último que hay en esas relaciones es amor. Los femenicidios aumentan cada vez más y aunque queramos que el gobierno, las leyes y la sociedad hagan algo, un sistema tan complejo como en el que vivimos no se puede cambiar en corto tiempo.

 

Me he preguntado muchas veces ¿Cómo podemos bajar el nivel de violencia entre parejas y el número de femenicidios? Hay mucho trabajo por hacer, empezando por el sistema de Autoridades y Obediencia donde se ha enseñado (programado) a la mujer a ser “persona de segunda o tercera clase” (obedecer) y al hombre para mandar y ser la autoridad. En la actualidad el rol de la mujer ya no es solamente criar hijos y atender el hogar, ahora trabaja y se ha vuelto más independiente económicamente, pero aun sigue siendo la responsable de criar a los hijos y ama de casa. Los roles y rutinas de hombres y mujeres han cambiado pero lo que no ha cambiado son los paradigmas y creencias básicas sobre el valor de la mujer.

 

Lo que no hemos cambiado es el sistema de creencias referente a que la mujer es menos valiosa que el hombre, y esto es tanto en hombres como en mujeres. Las mujeres aun siguen creyendo que el hombre es el que manda en la relación y los hombres creen que es así. Estamos viviendo una crisis de identidad, las mujeres queriendo independizarse y los hombres confundidos con el control (“poder”) que están perdiendo en la sociedad.  

 

Sin embargo algo que podemos empezar a hacer las mujeres desde este momento es a amarme a mi misma, a valorarme, a respetarme, a creer que por el simple hecho de ser un ser humano soy valiosa y merezco lo mejor y requiero empezar por mi. Y para esto propongo algunas cosas:

 

-Romper viejos paradigmas y creencias sobre el amor y las relaciones.El ser humano es programación pura, por lo tanto todos, sí, todos, tenemos creencias que nos hacen daño respecto a las relaciones y al amor. Si queremos mejorar nuestra vida requerimos empezar a creer que la mujer tiene el mismo valor que el hombre, los mismos derechos y responsabilidades. El amor no duele, si te duele eso no es amor. En una relación hay que llegar a acuerdos nadie manda ni obedece a nadie, nadie es dueño de nadie.Nada justifica los insultos, los malos tratos ni mucho menos la violencia física o emocional. El amor se basa en la confianza, si no hay confianza no hay amor. Nadie tiene derecho a obligarte a hacer nada ni a estar en una relación. Tú, mujer, no necesitas de nadie para ser valiosa y ser feliz. Una pareja complementa no completa porque tú ya eres una persona completa…Puedo seguir enumerando cientos de creencias que nos mantienen en una relación conflictiva y violenta.

 

-Trabajar en mi autoestima o amor propio cada día. Si yo no reconozco mi valor nadie más lo va a reconocer. ¿Cuánto me valoro a mi misma? ¿Cuánto me amo a mi misma? ¿Cuánto me respeto a mi misma? ¿Cuánto me acepto a mi misma? Todo empieza por mi. Si vives creyendo que solo tienes valor cuando tienes un hombre a tu lado, aceptarás (inconscientemente) cualquier relación. La necesidad de una pareja es la principal causa de aceptar violencia en las relaciones. Es tanta la necesidad de tener pareja que se está dispuesta a aceptarlo todo con tal de tener pareja.    

 

-Aprender a identificar la violencia en las relaciones.Vivimos en una sociedad de autoridades y obediencia donde la violencia contra las mujeres se ha normalizado como si fuera algo de la vida diaria. La mayoría de las mujeres no saben identificar la violencia por lo tanto se convencen a si mismas que es “normal” vivir de esa manera, y cuando la violencia llega a un grado mayor ya no saben como salir de ahí.

 

-No ocultes la violencia y pide ayuda.El ser humano es un ser de hábitos y emociones por lo tanto no es tan sencillo salir de la violencia es por eso que hay que confiar en alguien y pedir ayuda. Si esa persona no te puede o no quiere ayudarte, en la actualidad hay muchas organizaciones que protegen a la mujer y la información está disponible en el internet. Lo peor que puedes hacer es quedarte callada. Te ayuda más ser valiente y tomar la decisión de hablar que seguir poniendo en riesgo tu vida y la de los que amas.  

 

Los seres humanos somos emocionales 100%, las personas controladoras y violentas no saben manejar sus emociones.Las emociones son irracionales y tienen el poder de hacer perder la consciencia a todo ser humano, así que no esperes que una persona violenta piense porque no lo puede hacer. Una persona sin consciencia (emociones no manejadas) es capaz de matar y de hacer cosas aberrantes.     

 

¿Hasta donde estás dispuesta a permitir? ¿Cuánto abuso más –mental, sexual, emocional y físico- vas a soportar? ¿Cuánto tiempo más vas a seguir creyendo que “el amor duele”; que es “normal que te insulte o te golpee; que tú tienes la culpa de que “esa persona” se moleste; que es culpa tuya que él busque otras mujeres; que es tu obligación complacerlo; que la “vida es así”…? ¿Hasta cuando? ¿Hasta que sea demasiado tarde y ya no puedas hacer nada? – El mundo, tus hijos y tu familia te reclaman valiente, viva y feliz.

 

Te invito a que veas o escuches el video sobre este tema, tiene mucha más información que te puede servir a ti o a cualquier otra mujer: ¿El Amor Duele?

 

Abrazos y bendiciones,

Patricia Anaya

 

Patricia Anayaes la creadora del programa, membresía y la comunidad de YoSoyAbundancia.mey autora del Libro para niños «Los Tres Poderes, ¡La Magia de Amarse a uno Mismo! (www.LosTresPoderes.com) y «The Three Powers, Magic to Love Yourself! (www.TheThreePowers.com).

 

Únete a nuestra comunidad en facebook http://www.facebook.com/yosoyabundancia.me

 

¿Ya recibiste tu regalo? Recibe GRATIS «10 Secretos para Manifestar tu Felicidad y Abundancia Diariamente», Visita hoy mismo http://www.YoSoyAbundancia.me