Hablemos de Sexualidad Consciente ¿Te interesa?

Hemos llegado a un grado de consciencia donde lo que antes lo veíamos como algo “normal” ahora ya nos está siendo incómodo, y uno de estos temas es el abuso sexual a bebés, niños y adolescentes. Sí, ha llegado el momento de descubrir esos horrendos crímenes que se han cometido con casi toda la humanidad, especialmente con las mujeres. 

 

En este VIDEO te lo explico con más detalles: Abuso y Sexualidad

 

Hace más de 20 años que hice mi primera encuesta con mis compañeras de universidad acerca de si a ellas las habían abusado sexualmente (sea toqueteo de las partes íntimas ya sea en ellas o en la otra persona, y hasta la penetración completa), y a todas las que les pregunté respondieron que si de diferente manera, y siempre por familiares o amigos de la familia. Ahí fue donde comprendí que esto es algo más normal de lo que creemos, y sigue siendo un secreto a voces. Hemos querido tapar el sol con un dedo, pero ya no se puede. 

 

Lo más probable es que yo haya sido víctima y que ni siquiera lo reconozca, muchas veces porque mi misma mente bloquea la información para no hacerme daño y otras veces porque simplemente es algo que me hace tanto daño que prefiero no hablar. A mi me tardó más de 20 años “comprenderlo”, perdonar y sanarlo, y eso que en mi caso nunca hubo penetración, no puedo ni siquiera imaginar la vida de una persona que fue abusada sexualmente por años y hasta embarazada por un miembro de su familia. ¿Cuanto te tardó a ti? O ¿Aun sigues cargando con eso? 

 

En mi trabajo como Coach de Educación y Consciencia he conocido casos  -se pueden decir que muchos- realmente inimaginables de abuso sexual a niñas y adolescentes por su mismo padre y/o hermanos. Desde que era adolescente me consternaba saber casos de papás que abusaban de sus hijas o hijos en mi pueblo y seguían viviendo ahí con la familia, como si fuera algo “normal”. Siempre se escuchaba el rumor de mujeres que tenían hijos de su mismo padre y vivían como una familia “normal”. ¿Hasta donde hemos llegado? Hemos normalizado el abuso sexual, sin darnos cuenta verdaderamente del daño que nos causa como individuos, como familia y como sociedad. 

 

El abuso sexual en menores y adolescentes debería ser y tratado como un crimen de la misma magnitud que matar a alguien. Cuando un niño o adolescente es abusado sexualmente es como si le quitaras la vida, no una vez, sino cada vez que lo vive y lo recuerda. Los violadores sexuales son asesinos múltiples y así es como deberían ser juzgados. No, no es normal que alguien nos toquetee, nos use como un objeto sexual y hasta nos violente para satisfacer sus deseos. No solo se nos ha robado la oportunidad de vivir felices con la bola de programaciones y creencias que no nos sirven y nos hacen daño, sino hasta nos roban la vida abusando sexualmente de niños indefensos manipulados por un sistema que enseña a obedecer ciegamente a los adultos y a sus autoridades. 

 

Tenemos un sistema de creencias y leyes que minimizan el abuso sexual, que hasta es “aceptable” en las familias al verlo como normal y no denunciarlo, y por supuesto, al denunciarlo lo mas probable es que no se le de importancia. Desde mi punto de vista el problema más grande no lo tenemos en las leyes, ni en el gobierno, el problema realmente grande está en las familias, que están conformadas por adultos ignorantes e irresponsables que no sabemos como manejar nuestra sexualidad y que tampoco sabemos como educar y proteger a nuestros hijos. Si, nadie nos ha enseñado, eso ya lo sabemos. Muchos padres de familia hacen lo mejor que pueden, pero eso no nos está alcanzando. No podemos cerrar los ojos y conformarnos con que nuestros papás hicieron lo que pudieron. El abuso sexual en las familias se sigue practicando y siendo más “normal” de lo que quisiéramos. ¿Qué podemos hacer como individuos?

 

Este no es un problema nuevo, lo tenemos desde hace miles de años, del cual no se había hablado fuertemente como ahora, y que quizás no tenga soluciones a corto plazo y donde requerimos involucrarnos todos, como individuos, como familia y como sociedad si realmente lo queremos solucionar. 

 

Podemos empezar por reconocer que hemos sido abusadas o abusados sexualmente. Mientras no lo reconozcamos, no lo podremos hablar ni mucho menos sanar, y estamos dejando que esos familiares que aun viven abusen de más niños y así continue la cadena de abusadores y víctimas. Si tu fuiste toqueteada(o) o abusada(o) sexualmente no te creas el cuento de que estás bien, o que no importa, no, no se puede vivir bien mientras no se haga un proceso de sanación. No te sigas engañando, más aun si eres madre o padre de familia, tus hijos aunque no lo sepan, están siendo afectados por tu manera (experiencias de vida) de vivir tu vida. No te niegues la oportunidad de vivir una mejor vida tanto tú como tu familia.

 

La única solución que puede romper de raíz con este problema es educarnos sexualmente, es decir aprender a manejar nuestra sexualidad desde niños. El sexo debe dejar de ser un tabú y empezar a ser tratado como un tema común en nuestra vida diaria. Por supuesto que el sistema educativo debería de incluir una educación sexual sana, sin embargo, como adultos responsables podemos darnos a la tarea de educarnos por nuestra propia cuenta, especialmente si eres mamá o papá. Vivimos en la Era de la Información, ya no hay excusa para seguir ignorantes. 

 

La sexualidad es parte natural de cada ser humano y por lo tanto es nuestro derecho y responsabilidad aprender a manejarla para ejercer una sexualidad saludable. Ejercer una sexualidad saludable es saberla usar para enriquecer nuestras vidas, es decir usarla para crear y no para destruir. El querer ignorar el tema de la sexualidad humana es como ignorar nuestras emociones. Los seres humanos somos seres emocionales y nunca lo vamos a dejar de ser, sepas o no manejar tus emociones; así mismo somos seres sexuales y nunca lo vamos a dejar de ser, y si no sabes usar tu sexualidad a tu favor la vas a usar en tu contra y en contra de los demás.  

 

Dicen que la sexualidad no es la vida, sin embargo sí es la vida, porque de un acto sexual se origina la vida. Así de importante es la sexualidad en nuestras vidas. La sexualidad no solamente se refiere a los órganos genitales, también incluye las creencias, valores, actitudes y la manera de relacionarnos con los demás. Una sexualidad saludable incluye como nos valoramos a nosotros mismos (autoimagen), como nos relacionamos con nuestro cuerpo físico, nuestra identidad sexual, nuestros gustos y preferencias sexuales, y nuestro comportamiento ante los demás. 

 

El deseo sexual es el más poderoso de los deseos humanos, según Napoleon Hill. El deseo sexual es innato y natural en el ser humano, desafortunadamente la ignorancia sobre nuestra sexualidad nos hace usar este poder para destruirnos a nosotros mismos y hacer daño a otros, en lugar de usarlo para crear y enriquecer nuestras vidas. 

 

La sexualidad es la forma de energía más poderosa y más creativa del universo, porque interfieren los cinco cuerpos del ser humano: el cuerpo físico, el cuerpo mental, el cuerpo emocional, el cuerpo espiritual y el cuerpo energético. Podríamos decir que una sexualidad saludable incluye nuestros cinco cuerpos y es sagrada (divina).  

 

Todo empieza conmigo, por lo tanto la sexualidad debería empezar por mi autoconocimiento y auto-exploración también, ¿no lo crees? La sexualidad no empieza con una relación entre dos personas, la sexualidad empieza con conocerme a mi mismo para conocer mi poder sexual y saber dirigir ese poder (energía) hacia la creación y no hacia la destrucción. Es derecho y responsabilidad de todo ser humano ejercer una sexualidad consciente (sana). 

 

A mejor educación de los papás y mamás mejor podremos educar a nuestros hijos para no permitir algo que muchas veces empieza como un “juego” o algo “normal”. El cuerpo humano responde a estímulos sexuales desde que se es bebé, por lo tanto es muy común que el abuso sexual empiece como un juego entre el niño y el adulto. El abuso sexual no necesariamente es violento, puede ser placentero para el niño y para el adulto, esto no cambia las cosas, abuso es abuso. Esto es parte del sistema de creencias que requerimos cambiar, el niño no tiene consciencia, especialmente antes de los siete años, no puede tomar decisiones, y menos viviendo en este sistema de obediencia y autoridades donde hemos devaluado totalmente la voz de los niños. Hemos vivido engañados ignorando el derecho de nuestros hijos de ser reconocidos como un ser humano o persona completa, con voz y voto. Hemos sido sus propios verdugos enseñándolos a obedecer ciegamente a los adultos por el simple hecho de ser adultos, sabiendo perfectamente que el 99.99% de los adultos somos ignorantes e irresponsables, especialmente en lo referente al tema sexual. 

 

Un hijo abusado sexualmente (emocional y físicamente) se convertirse en un abusador (violador) o en una víctima de por vida. Si no rompemos la cadena reconociendo que hemos sido abusados y educándonos sexualmente el problema seguirá creciendo más y más. ¡Papá, mamá, joven, adulto, edúcate, aprende a manejar tu sexualidad para que puedas ejercerla con responsabilidad y deja de educar a tus hijos bajo la obediencia donde los adultos tienen la razón…Rompamos con el silencio y la cadena de ignorancia y asesinatos silenciosos. 

 

Nuestra sociedad está llena de muertos en vida, y el abuso sexual es una de la principales causas ¿Cuanto más nos vamos a tardar en reconocerlo? ¿Cuando empiezas a sanar? ¿Cuando empiezas a educarte? 

 

Recuerda ver el VIDEO donde lo explico con más detalles: Abuso y Sexualidad

   

Abrazos y bendiciones,

Patricia Anaya

Conoce y conviértete en experto de la mejor técnica de programación de la mente, las NAP’s (Night Audio Programs) que son Programas de Audición Nocturno que tu mismo haces para escucharlos mientras duermes y programar tu mente directamente en el estado TETA (el estado de programación o hipnosis de la mente). En mi TALLER de NAPs te explico claramente como hacerlas y usarlas para manifestar todo lo que tú quieres en tu vida…sí, todo lo que tú quieres. Para obtener el TALLER pica este enlace: Taller de NAPs

 

¿Quieres aprender a sentirte bien aun en las peores circunstancias? En mi taller de Manejo de Emociones con el Tapping Meridiano te comparto exactamente como manejar las emociones y aprender a dirigirlas conscientemente hacia donde crean y no a donde destruyen y me hacen daño. Para más información sobre este taller pica este enlace: Taller de Emociones 

 

Si te interesa sanarte a ti misma y practicar tu salud con solo HABLARLES A TUS CELULAS, te recomiendo mi taller de sanción, el cual puedes encontrar en mi página de YoSoyAbundancia.me en este enlace: Taller de Sanción

 

Si deseas más, te invito a que seas parte de la comunidad de Yo Soy Abundancia en Facebook, donde tienes material para empezar a practicar tu grandeza diariamente. Unete en www.facebook.com/yosoyabundancia.me   

Leave your comment

Facebook
Instagram