La Confianza, tu Mejor Aliada

En estas últimas semanas hemos vivido quizás el tiempo más raro de toda nuestra vida, ni siquiera en nuestros sueños más remotos creímos que pudiera pasar algo así, donde “todo el mundo” estaría dentro de sus casas sin poder salir. Y aunque parece que todo empieza a regresar a la “normalidad” en algunos países, estados y ciudades, nada volverá a ser igual. 

 

Te comparto el video donde lo explico con más detalles – Como trabajar en mi confianza

 

Y que mejor, que nada vuelva a ser igual, ya que “eso” ha sido precisamente el “problema”, el vivir automatizados y obedientes de un Sistema de Autoridades y Obediencia. Esperamos que este tiempo que hemos pasado en casa nos haya servido para reflexionar un poco y darnos cuenta que no hay nada seguro en la vida más que el cambio. El cambio es, desde ahora, nuestro mejor aliado y entre más aprendamos a manejarlo más posibilidades de vivir una mejor vida tenemos. 

 

A mi me encanta creer que “en la vida no hay garantías, pero hay creencias y hábitos que nos ayudan a vivir una mejor vida”. Esto me lo repito desde hace años, ya que yo creo profundamente que lo que rige nuestras vidas son nuestras creencias y hábitos o rutinas diarias. Cuando nos damos permiso de creer cosas diferentes podemos crear rutinas diferentes, que vayan de acuerdo a la vida que yo deseo vivir y no simplemente seguir creyendo lo que nos han dicho y nos siguen diciendo nuestras Autoridades (fuentes de información en las que ponemos nuestra confianza y nos controlan). 

 

En unos días estaremos haciendo nuestras rutinas “normales”, sí, seremos nuevamente “libres” para hacer nuestra vida como queramos, la pregunta es ¿vas a seguir haciendo lo mismo que antes de esta experiencia o vas a hacer algunos cambios? Lo más seguro es que salgamos a la calle y a nuestros trabajos con miedo, incertidumbre, dudas, preocupación y tomando precauciones (muchas veces exageradas) para no contagiarnos de algo que aun sigue muy activo en nuestra mente. Esto quizás durará por algunos meses o quizás años. 

 

No podemos quedarnos en casa alejados de todo y de todos por más tiempo, por lo tanto es necesario volver a afuera; sin embargo si lo hacemos con miedo, incertidumbre, dudas, preocupación y no sintiéndonos bien lo más seguro es que provoquemos (sí, provoquemos nosotros mismos) otra pandemia, quizás ya no de un virus sino de enfermedades mentales y emocionales al no sentirnos seguros en nuestro medio ambiente, y es ahí donde requerimos trabajar desde ahorita, en sentirnos seguros y confiados, no importa a donde vayamos ni quien esté alrededor de nosotros. 

 

Yo soy una fiel creadora de que cada quien crea su propia vida sin importar las circunstancias ni la realidad del mundo. Por lo tanto yo te invito a trabajar en ti, en tu salud y en tu confianza, creo que esas son las mejores herramientas que tenemos para vivir un vida sana independientemente de los cambios que ocurran a nuestro alrededor.  

 

Si tú confías en ti, en lo que haces y en tu Medio Ambiente nada malo te puede pasar. Estas son las tres áreas de la confianza que yo creo que hay que trabajar diariamente:

 

Confiar en mi (y en Dios porque para mí, Dios está en mi). Todo empieza conmigo, si yo no confío en mi no hay nada. Yo soy un ser humano grandioso que lo puedo todo, que merezco lo mejor y por lo tanto nada malo me puede pasar. Es vital reconocer tu valor propio y tu grandeza como ser humano, entre más te conozcas a ti mismo más puedes confiar en ti. Aquí entra la autoestima y el amor propio para cuidarte y protegerte. Si no te amas a ti mismo es muy difícil cuidar de ti, y si no cuidas de ti es muy fácil ponerte en riesgo a todas horas. 

 

Confiar en lo que haces. Es vital tener fe y confiar en las decisiones que tomas y en lo que haces. Si haces las cosas con miedo, dudas o de mala gana es muy posible que te pasen cosas que no quieres. Si ya decidiste hacer algo o ir a determinado lugar, es necesario que confíes y te sientas bien. Tú siempre estás protegido por tus divinidades y tu energía, por eso es necesario sentirte bien y vibrar alto, esta es la mejor protección que puedes tener siempre. 

 

Confiar en tu Medio Ambiente. Es vital confiar en donde estás y en las personas que te rodean. Si te sientes incómodo con ciertas personas, lo mejor es que te alejes o bien que pongas todo tu enfoque en sentirte bien entre ellas. Es muy fácil sacar conclusiones y asumir cosas que nos perjudican cuando tenemos miedo, dudas o inseguridades. Enfócate en ver la grandeza en cada ser humano, en verlo sano y amoroso. Los seres humanos tenemos el poder de sacar lo mejor o lo peor de cada persona que nos rodea.

 

Hagas lo que hagas hazlo con fe, confiando en que eso es lo mejor para ti y tú estás (no vas a estar, ya estás – presente) bien. Es tu fe (efecto placebo) lo que al final de cuentas pasa, lo que tú crees, y no lo que digan los demás o lo que digan las circunstancias. Si lo haces con miedo, dudas, incertidumbre, preocupación o sin ganas lo más seguro es que te pase lo que no quieres. Mi vida no depende de los demás ni de mis circunstancias, depende de lo que yo creo. Confiar es el mejor camino (quizás el único) para vivir la vida que yo quiero. 

 

Mi trabajo no es entender, mi trabajo es confiar y vivir una vida plena. ¿Cuando empiezas a confiar plenamente?

 

Recuerda ver el video donde lo explico con más detalles – Como trabajar en mi confianza

   

 

Abrazos y bendiciones,

Patricia Anaya

 

Si deseas más, te invito a que seas parte de la comunidad de Yo Soy Abundancia en Facebook, donde tienes material para empezar a practicar tu grandeza diariamente. Unete en www.facebook.com/yosoyabundancia.me  

Leave your comment

Facebook
Instagram