La esperanza y el deseo no alcanzan para mejorar tu vida

Ya tenemos dos meses en cuarentena y todos tenemos la esperanza de que en este mes de mayo podamos retomar nuestra vida, y como todo nuevo mes, esperamos que nos vaya mejor que el mes pasado. Hemos creado el hábito de creer al final de cada día, cada semana, cada mes, cada año que el que empieza será mejor. Y que bueno que la mayoría de los seres humanos tenemos esa esperanza, sin embargo, la mayoría de las veces solamente se queda en un buen deseo que no pasa. 

 

Te invito a ver el video donde lo explico con más detalles – Como Crear la Vida que Deseo

 

Yo creo que casi todos conocemos esta frase: “Es imposible tener resultados diferentes haciendo lo mismo”, y yo cambiaría un poco esta frase por “Es imposible que nos vaya mejor (diferente) creyendo y haciendo lo mismo cada día, cada semana, cada mes y cada año”. Es muy bonito tener esperanza y quizás hasta engañarnos un poquito creyendo que con el simple hecho de cambiar de día o de tiempo las cosas en nuestra vida van a ser diferentes. La vida la crea cada ser humano, sí, tú eres el único o la única que está creando su vida en base a las creencias y hábitos (rutinas) que tiene. Me he dado cuenta que es un poco complicado para la mayoría de las personas entender realmente lo que eso significa. Creemos que con el simple hecho de decir “si creo” las cosas van a suceder, y en mi experiencia eso no pasa. 

 

El cambio es un proceso consciente que consiste en decidir lo que quieres para entonces poder creer lo que apoya eso que quieres y entonces crear los hábitos o rutinas que te ayudan a lograrlo. La vida está hecha de decisiones, que la mayoría de las veces son inconscientes en el ser humano. Si las decisiones no son conscientes lo más seguro es que no hay cambio o mejoramiento en su vida. Y lo que ejecuta o crea tu vida son tus creencias y tus hábitos o rutinas diarias, que son programas almacenados en tu mente subconsciente que se ejecutan automáticamente, es decir con tu permiso o sin el.  

 

Lo que realmente hace la diferencia entre una persona abundante de una persona pobre, entre una persona feliz y una persona infeliz, entre una persona sana y una persona enferma… Son sus creencias y sus hábitos o rutinas diarias. Una persona abundante tiene diferentes creencias y hábitos a una persona pobre. Una persona feliz tiene diferentes creencias y hábitos a una persona infeliz. Una persona sana tiene diferentes creencias y hábitos a una persona enferma, ¿acaso no te has dado cuenta? No es la inteligencia, ni la suerte ni las circunstancias lo que hacen la diferencia entre las personas, son sus creencias y sus hábitos.

 

Tú eres la creación más poderosa y grandiosa que existe sobre la tierra, tú eres un Ser Humano, por lo tanto tienes el poder de crear tu vida como tú deseas y mereces, sin embargo el simple hecho de desear tener una mejor vida no alcanza para crear y mejorar tu vida, especialmente porque aunque digas que lo crees no lo puedes creer tan fácilmente ya que nos limita nuestra mente subconsciente, la cual está llena de programas que se igualan con la vida que tenemos en este momento, y no con la vida que queremos. 

 

Mayo (este mes) puede ser el mejor mes de tu vida, la pregunta es ¿Qué creencias y qué hábitos (rutinas) has cambiado o puesto en tu mente para que tu vida sea mejor? Si haz hecho cambios en tus creencias y hábitos, y estos apoyan la vida que tú deseas vivir, ten por seguro que este mes es el mejor mes de tu vida. Es imposible cambiar tu vida o que sea diferente si sigues creyendo y haciendo lo mismo. Cada día es una oportunidad para empezar de nuevo, sin embargo la mayoría de las personas no lo aprovechan porque siguen creyendo y haciendo lo mismo que el día anterior. 

 

Si realmente quieres una vida mejor, es necesario hacer estas tres cosas:

 

1. Decidir exactamente lo que quieres o los cambios que quieres hacer en tu vida. Uno de los grandes poderes del ser humano es el libre albedrío que sirve para decidir lo que tú quieres en tu vida y lo que no quieres ¡úsalo para decidir tu vida.  

 

2. Evalúa tus creencias ¿van en contra o a favor de lo que quieres? Para lograr lo que quieres requieres creer lo que apoya y te ayuda a lograr lo que quieres. ¿Qué necesito creer para lograr “esto”? Puedes escribir (en afirmación positiva) lo que requieres creer y repetírtelo todos los días y a todas horas. Y no solo repetirlo sino sentirlo y emocionarte imaginando que ya lo tienes. 

 

3. Evalúa tus hábitos o rutinas diarias ¿van en contra o a favor de lo que quieres? Los hábitos incluyen sí, tus acciones o lo que haces cada día, sin embargo también hay hábitos de palabras, lo que dices todos los días; hábitos de pensamiento, lo que piensas todos los días y hábitos de emociones, lo que sientes todos los días. ¿Lo que dices, piensas, sientes y haces cada día apoyan lo que quieres o va en contra de lo que quieres? 

 

Para hacer cambios en tu vida y lograr lo que quieres, aparte de decidir o que quieres, es necesario hacer un cambio completo de palabras, pensamientos, emociones y acciones. Con solo desear las cosas no se logra casi nada. Pueden pasar, días, semanas, meses y años y tú seguir en las mismas. 

 

La vida la creas tú, nadie más la crea por ti. Tú decides si realmente mejoras tu vida o si sigues esperando que algo pase simplemente porque hay un mañana para ti. 

 

Recuerda ver el video donde lo explico con más detalles – Como Crear la Vida que Deseo

 

 

Abrazos y bendiciones,

Patricia Anaya

 

Si deseas más, te invito a que seas parte de la comunidad de Yo Soy Abundancia en Facebook, donde tienes material para empezar a practicar tu grandeza diariamente. Unete en www.facebook.com/yosoyabundancia.me  

Leave your comment

Facebook
Instagram