¿Qué ves en los demás, su grandeza o su programación?

En mis últimos artículos he hablado del despertar del ser humano, ya que es un tema que es muy común y a la vez muy necesario en la actualidad, pues ya no podemos ignorarlo más, es necesario despertar si realmente queremos seguir en este mundo. El despertar implica el cambiar conceptos, creencias y paradigmas que nos fueron impuestos por este sistema de Autoridades y Obediencia, donde todo está dicho y nuestra única opción era creerlo. Despertar es salir de ese automático programado y empezar a usar mi consciencia para elegir y decidir en todos los aspectos de mi vida. 

 

En este video te lo explico con más detalles – Grandeza del Ser Humano

 

Un ser humano despierto se basa en el amor incondicional, que es la naturaleza del ser humano pero que en realidad no hemos practicado debido a todos los conceptos erróneos sobre el amor que nos han impuesto. Conocemos el amor condicionado, limitado, controlado, con expectativas, con reglas y mandatos, y hasta el amor sacrificado. Y el verdadero amor no es nada de eso. El verdadero amor empieza en mi porque soy una extensión del amor puro con que he sido creado por el Creador del Universo (Dios). Un amor puro e incondicional, que no depende de nada ni de nadie más que de practicarlo. El amor puro no hace diferencias, no tiene expectativas, ni condiciones ni mandatos. Se ama simplemente por el placer de amar. 

 

Cuando uno se ama completamente se cuida como lo más importante que existe en la vida. El amor es cuidado. El verdadero amor lo sana y lo transforma todo, no hay nada que el amor no pueda sanar. Al reconocerme como amor puro puedo ver mi grandeza como ser humano. Y cuando puedo ver mi grandeza como ser humano puedo ver la grandeza en los demás seres humanos y seres vivos. 

 

Es muy normal (en automático) ir por la vida poniéndome etiquetas a mi mismo y a los demás, porque así hemos sido programados. Es muy normal hablar de personas equivocadas, de personas tóxicas y de gente que no se merece lo que hicimos por ellos. Desde el amor puro no hay personas equivocadas, toda persona que está en tu vida es un reflejo (acuerdo) tuyo y es para tu propia evolución. Tampoco hay gente tóxica, esta es simplemente una etiqueta que se le ha impuesto a las personas que reflejan lo que me niego a ver en mi, pero es mucho más fácil verlo en los demás. Todas las personas se merecen lo que tienen (y lo que se les da), cada ser humano crea su propia vida, nadie más la crea por él o ella, por lo tanto cada quien tiene lo que se merece, bueno o no. 

 

Por supuesto que esta manera de pensar y de creer es rechazada por la mayoría a simple vista, pero es simplemente porque nuestra mente está condicionada para pensar de determinada manera. Para poder hacer el cambio hay que despertar, abrir mi mente, mi corazón y mi intuición para empezar a reconocerme a mi mismo lo grandioso que soy y el poder que tengo para elegir lo que yo quiero creer. Cuando yo reconozco lo valioso y poderoso que soy desde al amor puro, puedo ver y reconocer la grandeza en los demás. Puedo crear conceptos nuevos de las personas que me rodean. 

 

Yo no puedo cambiar a los demás tratando de cambiarlos a ellos, pero si puedo cambiar yo el concepto o la imagen (creencias) que yo tengo de ellos, cuando lo hago, ellos cambian conmigo. Mi relación con los demás depende de mi, no de ellos, depende de lo que yo creo y veo en ellos. Los demás me tratan dependiendo de lo que yo creo de mi mismo (como merezco ser tratado) y lo que yo creo de ellos. Si yo creo que por alguna razón los demás no me aceptan fácilmente, pues no me aceptarán, pero no por ellos sino por mí. Si yo creo que “esa” determinada persona es deshonesta, lo más seguro es que me mentirá en algún momento de nuestra relación. Todo está en lo que yo creo y no en los demás. ¿Qué crees tú de ti mismo y de las personas que te rodean? No existe otro, solo yo.

 

Yo como ser humano tengo el poder de sacar lo mejor o lo peor de los demás, la pregunta es ¿Qué quieres sacar tú de ellos, lo mejor o lo peor? Si quieres sacar lo mejor, eso es lo que requieres creer de ellos. ¿Quieres que tu pareja te respete? Empieza a respetarte tu a ti mismo y a respetar a tu pareja, sin condiciones, sin expectativas y sin exigencias.  

 

Cuando practicamos el amor puro podemos practicar la compasión activa, que es otra base de los seres despiertos. La compasión activa es ver y reconocer la grandeza de los demás. Todos los seres humanos son grandiosos en su naturaleza, sin embargo esta ha sido bloqueada por su programación. Para ver la grandeza de las personas hay que aprender a separar la grandeza del ser humano que está en su naturaleza humana de la programación, son dos cosas totalmente diferentes. Las personas no son lo que hablan, lo que piensan, lo que sienten ni lo que hacen, eso es programación. Los seres humanos son amor puro y son grandiosos en su naturaleza y eso es lo que hay que aprender a ver como seres despiertos conscientes. 

 

Para muchos esto es imposible, porque “no toda la gente puede ser buena” ¿verdad?. Todos los seres humanos son “buenos” en su naturaleza, tú también, sin embargo lo que te guía en la vida no es tu naturaleza, es tu programación ¿Acaso no lo has notado? ¿Un niño nace malo? ¿Has visto a algún niño de dos o tres años que sea malo? No, la maldad se aprende, las etiquetas son aprendidas, todo es aprendido, ¿Por qué no podemos aprender a reconocer y ver nuestra grandeza? 

 

¿Como puedo ver y sacar la grandeza de los demás? Primero, hay que reconocer y practicar mi propia grandeza, basar nuestra vida en el amor puro. Usar nuestras palabras, pensamientos, emociones y acciones para crear y no para destruir. Al reconocer mi grandeza es fácil darme cuenta que toda persona tiene derecho a que se le vea como buena, como amorosa, como sana, como amable, como responsable, como honesta…siendo la mejor versión de ella misma sin importar su pasado ni su comportamiento. Segundo, separar la grandeza del ser humano de su programación. Todo ser humano es grandiosos. Y tercero, creer lo que quiero ver cada persona. Formar mi propio concepto de lo que yo quiero ver en las personas y convencerme a mi mismo de ello. 

 

Como humanos dirigidos a un despertar evolutivo urge aprender a ver y practicar nuestra verdadera esencia, nuestra grandeza y para eso requerimos quitar todas esas etiquetas que nos limitan y nos complican las relaciones con los demás. Es lo mismo poner una creencia (etiqueta) negativa que poner un concepto positivo en mi mente sobre una determinada persona. Es hermoso ir por la vida creando conceptos e imágenes benevolentes de cada persona que se cruza en mi camino, bendecirla y ver (en mi imaginación) la mejor versión de ella, ten por seguro que esto puede cambiar (mejorar) el mundo en que vivimos en muy poco tiempo; en lugar de ir por la vida quejándonos y maldiciendo a todos simplemente por la programación (comportamiento) que se nos ha dado en este sistema de Autoridades y Obediencia. 

 

Y si esas personas, son tu pareja, tus hijos, tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo y la gente que amas, imagínate el gran cambio que da tu vida con tan poco. Así es como tenemos el poder de sanar y de ayudar a los demás, esto es mucho más poderoso que ayudarlos fisicamente o materialmente. Cambia lo que crees de las personas, empieza a creer lo que tú quieres ver en ellas y ten por seguro que lo despiertas en ellas. Ve su grandeza en lugar de lo peor de ellas. Tú tienes el poder de hacerlo. 

 

¿Qué quieres ver en las personas que te rodean, su grandeza o su programación? Tú decides. Tú siempre decides, consciente o inconscientemente. 

 

Recuerda ver el video donde lo explico con más detalles – Grandeza del Ser Humano

   

Abrazos y bendiciones,

Patricia Anaya

 

¿Quieres dar el gran salto a la abundancia viviendo de tu propósito y creando una vida de sueños realizados?

Participa GRATIS del Congreso Virtual ABUNDANCIA CON PROPÓSITO, donde +30 Ponentes Internacionales te daremos las herramientas para convertirte en un manifestador sin precedentes!… Incluyéndome a mi – Patricia Anaya.

¡Reclama tu ENTRADA sin costo HOY MISMO en este enlace… https://go.hotmart.com/B30773337R

 

Si te interesa sanarte a ti misma y practicar tu salud con solo HABLARLES A TUS CELULAS, te recomiendo mi taller de sanción, el cual puedes encontrar en mi página de YoSoyAbundancia.me en este enlace: Taller de Sanción

 

Si deseas más, te invito a que seas parte de la comunidad de Yo Soy Abundancia en Facebook, donde tienes material para empezar a practicar tu grandeza diariamente. Unete en www.facebook.com/yosoyabundancia.me  

Leave your comment

Facebook
Instagram