Cada día ocurren actos de violencia en el mundo, y lo peor es que cada vez están mas cerca de nosotros. Hemos aprendido a vivir con este tipo de violencia alrededor de nosotros que ya nos parece algo cotidiano y casi siempre nos quedamos atados de pies y manos creyendo que es responsabilidad de las autoridades hacer algo porque nosotros individualmente nada podemos hacer más que enviar bendiciones y condolencias si bien nos va.

 

Ya basta de comportarnos como seres inhumanos o como humanos automatizados que pareciera que nos duele el dolor ajeno pero que no tomamos cartas en el asunto. Y no estoy hablando de manifestaciones y exigencias al gobierno y a las autoridades, estoy hablando de ¿qué puedo hacer yo individualmente para mejorar mi vida y al mismo tiempo para mejorar nuestras comunidades y el mundo entero?

 

Empezando por los padres de familia, si seguimos evadiendo nuestra responsabilidad y seguimos trayendo hijos al mundo simplemente porque puedo y se me da la gana, sin siquiera pensar en la responsabilidad de educar a ese hijo, ¿En verdad tienes el tiempo o estás dispuesto a hacer el tiempo para estar con tu hijo y hacerlo sentir amado y protegido o te da lo mismo dejarlo al cuidado de otras personas porque así lo dicta el sistema en el que vivimos? Esto es algo en lo que casi nunca pensamos, quizás pensamos en pagar a la niñera, en pagar la escuela, en comprarle lo que necesita, pero casi nunca pensamos en pasar tiempo y estar presente en la vida de mi hijo y conocerlo realmente, que aprenda a sentirse amado, aceptado, valorado, respetado y todo lo que tiene que ver con mi verdadera responsabilidad de padre o madre.

 

Este tipo de comentarios no nos gusta escucharlos porque nos sentimos culpables y muchas veces nos hacen sentir mal. En realidad esta no es mi intención, mi intención es que paremos con esa cadena de irresponsabilidad heredada de padres a hijos. En este momento tenemos la mayor ola de adolescentes teniendo hijos, hijos que van a crecer resentidos, olvidados, sin más guía que el medio ambiente y el Internet. Ya no solo tienen acceso a una arma blanca o a una pistolita, ya se tiene acceso a todo tipo de armas y a la información para terminar hasta con una ciudad entera.

 

Y no solo los adolescentes están teniendo hijos al por mayor, también los adultos automatizados que tienen una vida a prisa, estresada, sin tiempo para nada pero que creen que un hijo o varios hijos les van a venir a facilitar o a solucionar la vida. Las “enfermedades mentales” son la comidilla del día, unas detectadas y otras no detectadas. Nadie nos ha enseñado la verdadera responsabilidad que implica tener un hijo. Tenemos hijos por naturaleza humana, no porque realmente sea algo para lo cual nos preparamos. Es verdad que no hay una escuela para ser papás, pero que urge crearla, donde se instruya lo importante que es preparase emocional y mentalmente para poder traer un hijo al mundo, no solo donde se planee como lo vas a mantener, quien va a estar al cuidado, como se va a llamar y qué va a ser de grande, sino como voy a estar presente en la vida de mi hijo.

 

Tus hijos van a heredar tu modelo de vida, lo cual no se hereda en los genes sino en el medio ambiente que proveemos para ellos.Tu modelo de vida incluye tus creencias, tus palabras, tus pensamientos, tus emociones y tus acciones (hábitos). En todo esto van incluidos tus valores de vida. Tu hijo no solo va a aprender de ti, también va a aprender de la escuela, de la comunidad, del internet y de todo lo que lo rodea, por eso es tan importante que tenga los pilares básicos que es el amor, la confianza, la responsabilidad, la aceptación y la seguridad que le brindan los papás y familia.

 

¿Cómo creciste tú? ¿Te sientes feliz y pleno con la vida que viviste de niño y que tienes ahora? Si no es así ¿Por qué crees que la vida de tus hijos va a ser diferente? o acaso ¿eres de los que cree que así es la vida y que así como tú sobreviste tus hijos van a sobrevivir? Porque recuerda que nuestra sociedad ya no es la misma que hace 20 o 40 años ¿Qué herramientas le estás dando a tus hijos si tu te sientes perdido en esta vida?

 

Es el momento de sentarnos con nosotros mismos y darnos cuenta de la vida que estamos viviendo. Si tenemos conflictos de creencias y emocionales es el momento de tomar acción y aprender a manejar mis emociones, aprender a sentirme en paz conmigo mismo. Este no es un trabajo de un día, es un trabajo de todos los días. Si tenemos hijos es el momento de empezar a aprender a conectarnos con ellos y conocerlos realmente. Si nos ganamos su confianza podemos darnos cuenta de lo que realmente les pasa y si requieren atención emocional, mental o física buscar las alternativas que tenemos.

 

Si seguimos practicando la soledad acompañada y siendo irresponsables con nuestras emociones y con nuestro trabajo como padres de familia, estamos colaborando con cada acto de violencia que ocurre en nuestra sociedad porque estamos tan conectados que todos somos uno y uno somos todos, y eso no lo podemos evitar. Tu puedes evadir la responsabilidad y lavarte las manos, pero recuerda que todo lo que damos al universo, regresa multiplicado.

 

¿Hay algo que puedas hacer en este momento para aprender a manejar (no controlar) tus emociones y sentirte en paz? Yo creo que si. ¡Hazlo! porque de eso no solo depende tu vida sino la vida de todos los que te rodean y el mundo entero. Así de importante y valioso es cada ser humano en este planeta. ¡Tú vales mucho, cuídate y vive en paz!

 

Abrazos y bendiciones,

Patricia Anaya

 

Revisa www.yosoyabundancia.me/eventos para nuestros eventos en vivo.

 

Patricia Anayaes la creadora del programa, membresía y la comunidad de YoSoyAbundancia.mey autora del Libro para niños “Los Tres Poderes, ¡La Magia de Amarse a uno Mismo! (www.LosTresPoderes.com) y “The Three Powers, Magic to Love Yourself! (www.TheThreePowers.com).

 

Únete a nuestra comunidad en facebook http://www.facebook.com/yosoyabundancia.me

 

¿Ya recibiste tu regalo? Recibe GRATIS “10 Secretos para Manifestar tu Felicidad y Abundancia Diariamente”, Visita hoy mismo http://www.YoSoyAbundancia.me